social wellbeing

El bienestar social se refiere a todo lo que tiene que ver con relaciones positivas, que pueden darse entre familiares, amigos, y compañeros de diversos ámbitos. Aquí puedes ver consejos sobre cómo aumentar tu bienestar social:

- Comparte tus aficiones con tus seres queridos. Del mismo modo, prueba a compartir las aficiones de los demás. Compartir actividades recreativas con los otros favorece los vínculos y la compresión mutua. ¡Es posible que hagas incluso nuevas amistades!

 

- Practica la asertividad. La asertividad es la habilidad de comunicarnos con los demás de forma positiva, sin agresividad ni pasividad; de forma que respetamos nuestros propios sentimientos al mismo tiempo que respetamos los sentimientos de los demás. Para ello:

- Aprende a decir NO. No te sientas obligado a aceptar invitaciones que no te apetecen o no concuerdan con tus valores y creencias. Tampoco es tu culpa si la otra persona se enfada porque rechaces una invitación. Ejemplo: “Gracias, no me apetece, ya he quedado”. Del mismo modo, acepta cuando alguien rechaza alguna invitación tuya.

- Haz tus peticiones de manera sencilla y directa.  No es necesario andarse con rodeos ni justificarse en exceso, como si necesitaras pedir permiso o pedir perdón por expresar un deseo. Es suficiente con decir cortésmente lo que piensas, sientes, o necesites. Ejemplo: “¿Podrías hacerme un recado, por favor?” Del mismo modo, acepta si la otra persona no desea realizar tu petición.

- Para expresar desaprobación, evita usar un descalificativo hacia la persona como “Eres insoportable”.  En su lugar, di lo que sientes desde tu perspectiva. Ejemplo: “Me está molestando el ruido que estás haciendo”. Igualmente, si una persona te descalifica, puedes reafirmarte diciendo o pensando: “No acepto tus insultos.”

- Apóyate en los gestos. Sonreír y hablar en un tono de voz cordial ayuda a expresar tus ideas.

- No somos perfectos. A veces te encontrarás situaciones en que tú mismo o la otra persona no está en condiciones de dialogar asertivamente. Trata de hacerlo saber y retomad la conversación más adelante.

 

- Practica la tolerancia: no reduzcas los demás a una sola cualidad o etiqueta, que además suele ser despectiva o prejuiciosa, por ejemplo “el pesado”, “la gritona”, “el guiri”. Refiérete a la gente por su nombre, y aprende a ver más allá de la etiqueta. Mejorará tu actitud hacia los demás y por tanto te ayudará a establecer relaciones positivas.

 

- Practica la empatía: no les digas a los demás cómo “deberían” sentirse: “No tienes motivos para enfadarte”. En vez de eso, empatiza con frases como: “Parece que estás enfadada, ¿qué te pasa?” Así, reconocemos y validamos los sentimientos de los demás, permitiendo la comprensión mutua y por tanto, mejorando tu bienestar social.

 

- Colabora: ayudar a los demás, ya sea echar una mano a un amigo o colaborar en campañas de voluntariado, no sólo refuerza nuestra red social y comunitaria, sino que también reporta mucho bienestar social debido a que desarrolla el sentimiento de pertenencia al grupo.

 

- Exprésales tu afecto a tus seres queridos: contacta con las personas que quieres o aprecias, interésate por ellos y diles lo importantes que son para ti.

© 2020 by THE BRITISH SCHOOL OF MÁLAGA